EL PADRINO (Mario Puzo)

portada El Padrino

A principios del año 97, en aquel piso de estudiantes que compartía en la calle Capitán Cortés de Albacete con mis queridos y añorados compañeros Victor, Mel y el Rocker, gracias a este último, descubrí un hechizante universo lleno de capos, soldados, estrategias y lealtades, traiciones y besos en la mejilla. Enormes sellos de oro, embutidos en dedos poderosos, capaces de dirigir el destino y la fortuna de las oscuras y peligrosas calles norteamericanas, infectadas de italianos, irlandeses, judíos y expatriados sin mayor sueño que el de sobrevivir a la miseria, aunque para ello tuvieran que matar a quien se pusiera por delante.

El cine de Coppola, envolviendo esta obra de Puzo con la genialidad de quien es capaz de coger un texto como este y superarlo con creces al darle forma física, me impactó tanto que, veinte años después, al leer la novela original, sigue consiguiendo que vuelva a echar de menos a Marlon Brando acariciandose la mejilla, o la gélida mirada condenandote o perdonandote la vida de Al Pacino.

Aparte de esta reseña, valga como homenaje personal a este universo que me tiene fascinado, la creación de la novela en la que me hallo inmerso LA FAMILIA VERNAZZA y de la que ya muchos tenéis conocimiento.

Mario Puzo no derrochó, para mi gusto, genialidad ni una gran destreza a la hora de narrar esta historia. No han existido pasajes, quizás salvo la muerte de Sony, que me hallan impresionado por su estilo narrativo. Sin embargo, sin dominar la descripción de ambientes, escenas o personas, es innegable la maravillosa y compleja capacidad que demuestra de imaginación, el poder de creación a la hora de llenar toda la historia de complejos personajes. No le voy a poner peros, no me apetece porque me ha hecho recordar que hace ya muchos meses que no me siento frente a mi dvd a volver a dedicarme otra sesión de “El Padrino”, de esta semana no pasa.

Anuncios
Publicado en BUSCANDO QUE LEER... | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Cartas al pasado

¿Cuanto deseas lo que deseas?
Me preguntó la vida con un fracaso:
¿Eres capaz de mover las piernas,
sacudirte el polvo y seguir andando?
¿Cuanto podrías girar la cabeza,
y mirar el camino sin sentir el llanto?

No te equivoques, querida vida
yo no envío cartas a mi pasado.

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Deja un comentario

Échate a un lado

sand-768783_1920

Échate a un lado y deja pasar,
sin pedirle al futuro que un día mostraste,
que esté derrotado y no quiera gritar.
Sin hacer de lo nuestro una efímera estrella,
que nació tan eterna y murió tan fugaz.

Échate a un lado y permite soñar,
que venciendo los sueños alzamos los brazos,
rompimos montañas, vaciamos el mar.
Corrimos despacio, matamos silencios,
parimos excesos sin dejar de pecar.

Échate a un lado, no me quieras frenar.
Que es largo el destino donde he de llegar
para tocar con mis versos caricias perdidas
que matan los besos y dejan de amar.
Échate a un lado, piérdete ya.

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

CARICIAS DESNUDAS

20160324_140750

Me sacudo, con nuestras risas, esas migajas del miedo
que nacieron escarchadas por el frío abandono.
Me canto, burlando al oído, qué más da si desentono,
destrozaría, febril, mi alma por custodiar nuestros secretos.

Quizás un día llore por dentro al rozar con los pies el suelo,
pero hoy rindo mis silencios a lo que aún tu y yo somos.
Dos miradas que se encienden, sin saber muy bien como,

dos manos que se fusionan, para arrancar juntas el vuelo.

Es tan fácil seguirte la pista y buscar en silencio tu sombra,
arrimarse tentando tu vera y encontrar escondido en tu aliento
algún susurro huidizo y cercano que escape de tu boca huyendo.
Te regalo caricias desnudas, si suspirando también me nombras.

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

DESCANSA, MI NIÑA

dawn-1815002_1280

Te fuiste de golpe llegando ya el alba,
arrancaste con llanto nuestro desconsuelo,
te llevaste tu cuerpo dejando aquí el alma
porque antes de irte encendiste otra llama
y a tus niños los cuidas, ya sentada en tu cielo.

Descansa, mi niña, en tu luz siempre eterna
estaremos cuidando de tu recuerdo
por tu mirada dulce, por tu esencia… tan tierna.
Y aunque escuece esta espina, con tu nombre aun ardiendo
quedará para siempre clavada en el pecho.

Descansa, mi Gema, tú sigue durmiendo,
ya nadie quebranta la paz de tu lecho.
Y brilla aquí cerca, en tu luz infinita,
seguiremos sintiendo tus manos en sueños,
tus ojos en calma, tu amor en silencio.
(En memoria de mi prima Gema, que nos dejó un veinte de octubre, llegando el alba)

 

 

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Deja un comentario

ENTRE LA GENTE

rest-52495_1280La muerte nos deja tan solos.
No beses con pena mis fotos,
no adornes mi tumba con flores,
no quiero cristos, ni rezos ni lloros.

La muerte nos deja tan rotos.
No mires con pena el pasado,
no esperes sentir en silencio
mi presencia en la noche a tu lado.

Mi mano es hoy cuando siente
sin pensar en el largo destino,
yo prefiero un “te quiero” presente.

Yo prefiero sentir el camino,
arrastrarme con la corriente
sin saber si viene enredada,
confundida entre la gente,
esa muerte que pretenda
hacer de mí un alma ausente.

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

QUIZÁS LLEGO ALGO TARDE

board-1820678_1920

Quizás llego algo tarde para contarte
que el frio heló las cuerdas de mi guitarra
que el viento no quiere saber, por eso calla,
nada del remolino de mis excesos.
Y me pide que deje de usar el arte
para intentar arrancarte unos pocos besos,
porque se empeña en no ganar esta batalla.
Que en la guerra y en el amor no todo vale,
si las heridas en la piel ya no se encallan
y las mentiras atraviesan hasta a los huesos.

Quizás llego algo tarde para pedirte
que ilumines con tu nombre mis recuerdos,
que clavemos en el muro de los sueños
las imágenes que aquel día nos llevaron
a suponer que el amor solo consiste
en dos cuerpos desnudos y abrazados.
Parecíamos dos locos tan cuerdos
y aquel mundo feliz, ahora es tan triste,
que mis risas se han ahogado en tus silencios
y mis palabras en tus labios se han callado.

Quizás llego algo tarde, pero vine
y te encuentro aquí, mirándome de lado.
Arrancando las caricias al pasado
y escupiendo en el amor que un día me diste.
Tu veneno será quién me confirme
que entre los dos fuiste tú quién más perdiste
y despreciando así mi vida, yo he ganado
el despertar de unos ojos que me miren,
otros besos, un te quiero, algún abrazo.
Un corazón que sin aviso me conquiste

 

Publicado en MIS PEQUEÑOS VERSOS | Etiquetado , , , , | Deja un comentario